La hipnosis humanista

Nueva forma de practicar la hipnosis, la hipnosis humanista permite un trabajo en conciencia aumentada sin manipulación de la parte del terapeuta

La hipnosis humanista
La hipnosis humanista

En hipnosis humanista se trabaja sobre el inconsciente a través de la Conciencia

¿Qué es la hipnosis humanista?

La práctica de la hipnosis, tal que enseñada por Oliver Lockert,  Patricia D’Angeli y Sebastian LOPEZ (Maestro en hipnosis humanista para los países hispanohablantes) se caracteriza por su humanismo. Es a la vez simple, accesible a todos y profunda (en el sentido en que nos ayuda a acceder a las capas profundas de nuestra psiquis).

Híbrido entre la psicoterapia europea (centrada en un conocimiento profundo del inconsciente) y la terapia breve estadounidense (orientada resultados rápidos), la hipnosis humanista se reconoce por sus inducciones invertidas. ¿Que quiere decir esto? En las otras formas de hipnosis se utilizan técnicas de lenguaje subliminal, la manipulación y las sugestiones indirectas para hacer « dormir » el consciente y así acceder al Inconsciente. Al contrario, en hipnosis humanista, se vela proponer a la persona información (sobre lo que está haciendo, su lugar en el mundo, la dinámica de lo que le sucede, etc…) y así abrirse activamente a más Consciencia. 

Esta noción de abrirse en Consciencia es un poco como si despertásemos a la persona, pues una vez despierta como si la volviésemos a despertar una y otra vez. El simple hecho de despertar la persona genera en ella curiosidad e interés en lo que está sucediendo en ese momento de su vida, esto da lugar a un estado de consciencia particular conocido de los hipnotizadores: la tranza hipnótica. En hipnosis humanista este estado de consciencia se llama un Estado Extraordinario de Consciencia (EEC) o Estado de Consciencia Aumentada (ECA)

Este estado (EEC), puede verificarse gracias a los signos visibles externos e internos propios a los estados de consciencia modificados, a saber: vigilia alterada, alteraciones físicas, sensaciones en el cuerpo diferentes, movimientos rápidos de los ojos, alteraciones en las expresiones de la cara,  obtención de fenómenos hipnóticos, etc. Este nivel de consciencia es muy agradable y las personas dicen sentirse ligeras, super despiertas, fisicamente mas grandes, con la sensación de estar lleno de energia, un poco como las burbujas de champan ¡ligeros y burbujeantes!

Para resumir: a la diferencia de la hipnosis tradicional que aumenta la división entre el consciente y el inconsciente lo que facilita el estado de hipnosis, la inducción hipnótica humanista permite de borrar la brecha entre estas dos nociones para ganar en Consciencia.

¿Cuales son las características de la hipnosis humanista en tanto que terapia?

Una vez la persona en EEC o estado de consciencia aumentada (estado propio a la hipnosis humanista), realiza lo que le sucede y puede describírselo al terapeuta. Es así que el terapeuta se convierte en un guía, proporcionando a la persona una dinámica eficaz para solucionar su problema. De esta manera la persona puede actuar de ella misma y activamente sobre lo que le está pasando, sin ninguna manipulación de la parte del terapeuta. ¡La persona es partícipe activa de su cambio! ¿Que quiere decir esto? Que durante una sesión de hipnosis humanista la persona no tiene que « dejarse hacer » o « dejarse ir », ni « hacer confianza al terapeuta », como es el caso en otras formas de hipnosis. Es así que el terapeuta pierde todo tipo de ascendiente sobre la persona para convertirse en un guía y maestro, instruyendo y ayudando a la persona para que ésta haga por sí misma los ejercicios en su ser interior, que la conducirán a un cambio profundo y durable.

La Consciencia ¿Único útil de la hipnosis humanista?

A la diferencia de las otras formas de hipnosis, la hipnosis humanista deja de lado las sugestiones indirectas, el lenguaje subliminal, los métodos de confusion y otras técnicas de distracción tan estimadas de los hipnotizadores comunes. ¿Porqué? Simplemente porque estos métodos esta destinados a disociar la persona despotencializando el consciente. 

Esto implica una manera diferente de trabajar: sugestiones directas, buen conocimiento del comportamiento humano, una cartografía avanzada de la psiquis, una buena comprensión de lo que sucede a la persona e inducciones diferentes (en apertura) que permiten de acceder a la psicología profunda de la persona (representaciones simbólicas, arquetipos, lenguaje metafórico).

La hipnosis humanista no solo se refiere al inconsciente, nos habla también de la Consciencia. Esta noción de Consciencia no es magia o invención, es gracias a ella que sabemos lo que hemos soñado por la noche mientras nuestro consciente dormía (si el consciente duerme y que el inconsciente es por definición lo que nos escapa, entonces: ¿Cómo sabemos que soñamos?). 

Es también gracias a ella que durante una sesión de hipnosis tradicional la persona sabe que está en trance a pesar de que está « como » dormida.

Esta noción de Consciencia es el vector del cambio en hipnosis humanista. Es la capa superior de tu mente, mucho más avanzada que el consciente y el inconsciente. Es la parte de tí que se identifica con el YO, con el IDEAL, lo que Carl Gustav Jung llamaría el SER. Es actuando a través de la Consciencia (en letras mayúsculas), que la hipnosis humanista permite un impacto global sobre la persona, no sólo biologicamente y emocionalmente, pero tocando a todas sus capas: cuerpo, emociones, alma…

¿Cuales son los campos de intervención de la hipnosis humanista?

La hipnosis humanista es accesible a todos y su campo de aplicación es más importante que el de todas las formas de hipnosis reunidas. Porque permite de trabajar en Consciencia (sin manipular o dormir a la persona) es muy apreciada de los Coachs y conviene a las empresas que desean proponer a sus empleados una manera eficaz de comprensión y de resolución de problemas.

La hipnosis humanista aborda en psicoterapia todo lo que concerne la salud (como todas las otras formas de hipnosis), los problemas ligados a la vida cotidiana, a las emociones y permite un trabajo altamente eficaz en desarrollo personal. 

Porque se interesa al humano y a lo que le trasciende, la hipnosis humanista permite de abordar los problemas ligados al malestar profundo y de responder a las preguntas sobre nuestro lugar en el mundo o sobre la dirección a tomar.

Es en la manera de practicarse que la hipnosis humanista se distingue de las otras formas de hipnosis. En hipnosis humanista la psicología profunda de la persona es muy importante, lo que aproxima esta forma de hipnosis del trabajo de Carl Gustav Jung. 

La Terapia Simbólica Avanzada desarrollada por Patricia D´Angeli va en ese sentido: aliar los conocimientos sobre el funcionamiento humano a los protocolos de trabajo terapéutico. Es decir, la Terapia Simbólica Avanzada aporta las técnicas y los útiles que permiten una comunicación en Consciencia haciendo el puente entre « comprender » (herencia de la psicoanálisis) y « actuar » (el aspecto de resultado inmediato, herencia de la terapia rápida).

La hipnosis humanista en pocas palabras

La persona que accede a un EEC via la hipnosis humanista no duerme, no pierde el control, no puede manipularse, no tiene que dejarse hacer o debe hacer confianza en su terapeuta. Bien al contrario, la persona que hace hipnosis humanista gana en control, se despierta, aumenta su nivel de Consciencia y actúa sobre ella misma acompañada del terapeuta, que como un guía le indica el camino a seguir. 

Otra particularidad, la hipnosis humanista propone una visión holistica de la psiquis, de sus estratos y de su funcionamiento que permiten una comprensión profunda de la persona y de lo que le interesa. 

La ventaja de la hipnosis humanista es que toma en cuenta la persona en su integridad, desde el cuerpo hasta el espíritu, aceptando sus creencias y su visión del mundo. La hipnosis humanista permite a la persona de actuar en sí misma en toda consciencia. Guiada por su terapeuta, la persona actúa tanto por un pequeño problema como para mejorar un comportamiento o sanar el inconsciente profundamente.